Ejercicio en paciente en Hemodiálisis

El presentar insuficiencia renal crónica y ser usuario de diálisis en ningún caso es un impedimento para realizar actividad física y ejercicio. Al contrario, numerosos estudios han confirmado que el ejercicio durante o entre las diálisis tiene múltiples beneficios, entre los cuales están:

- Mejora en el consumo de oxígeno (VO2 max) entre un 12% y 24%

- Mejora en la variabilidad cardiaca

- Reduce la rigidez de las arterias

- Mejora el control de la presión arterial

- Mejora la fuerza muscular

- Facilita las actividades de la vida diaria

- Al favorecer la llegada de sangre en los músculos, favorece la eliminación de las toxinas en cada una de las diálisis.

- Disminuye tasa de hospitalización

- Mejora niveles de fatiga

- Mejor calidad de sueño

- Disminuye síntomas anímicos como la depresión

Los pacientes en diálisis tienen características especiales, como presentar numerosas otras enfermedades (hipertensión arterial, diabetes, etc), presentan anemia, edema, fatigabilidad, acidosis metabólica, disnea, desmineralización ósea, etc. Todo esto genera que la prevalencia de desacondicionamiento físico sea elevado. Por otra parte, el hipercatabolismo muscular genera que la calidad de vida de estos pacientes se vea perjudicada.

Desde hace variosaños han sido publicadas recomendaciones en la prescripción de ejercicio físico en pacientes en hemodiálisis. Las sesiones de ejercicio pueden ser realizadas tanto fuera de la diálisis como intradiálisis, en las primeras 2 horas de ellas. Ésta última alternativa mejora la adherencia y permite que el ejercicio sea supervisado y monitorizado.

Algunas de las precauciones que se deben tomar están:

- Monitorizar la presión arterial antes, durante y después de la diálisis.

- Vigilar saturación de oxígeno

- Considerando que la frecuencia cardiaca no es un parámetro confiable (uso frecuente de beta bloquedores en este tipo de pacientes), la escala de Borg puede ser una alternativa.

- En pacientes con hiper o hipokalemia, se debe esperar al menos 30 minutos de diálisis antes de empezar con los ejercicios hasta corregir los niveles.

- Controlar la hidratación. El uso de cubos de hielo pueden ser utilizados en pacientes con balance hídrico estricto.

- Se requieren tiempos de enfriamiento prolongados para evitar hipotensión post ejercicio.

Referencia para mayor información:

Parker K. IntradialyticExercise is Medicine for hemodialysis patients. Trans J Am Coll Sports Med. 2016;1(10):90–6.


2 vistas0 comentarios