Intervención Nutricional en Lesiones: Entrevista para diario Las Últimas Noticias (Chile)

31.07.2019

1/10
Please reload

Un internista en la
Medicina Deportiva...
Sígueme
Tags
Sitios Asociados

Para muchos resulta extraño que un internista se dedique a la Medicina del Deporte, sin embargo, tienen muchas cosas en común....

join us

 for the 

PARTY

Recipe Exchange @ 9pm!

Problemas Gastrointestinales en la Maratón

 

 

“En 1997, durante el Ironman de Hawai, exigí mi cuerpo al límite. Presenté vómitos, tuve diarrea y dolor abdominal. A 50 metros de la meta me desmayé. Tuvieron que operarme para remover un tercio de mi intestino, sino hubiese muerto…”

Chris Legh, triatleta australiano

 

Durante la práctica del triatlón, el deportista no solamente debe preocuparse de las lesiones musculoesqueléticas. Debido a la alta exigencia de esta prueba, pueden ocurrir otros problemas de salud que pueden influir al momento de competir. Por esta razón durante los próximos meses desarrollaremos los principales problemas médicos no traumatológicos que debe considerar el deportista. Comenzaremos este mes por los problemas del sistema digestivo.

 

Los síntomas digestivos durante la triatlón son muy frecuentes. Se estima que aproximadamente el 70% de los triatletas presentan algún tipo de síntoma gastrointestinal, como dolor, reflujo gastroesofágico, distensión abdominal o simplemente “ganas de ir al baño” durante la carrera.

 

El síntoma más común es el dolor cólico abdominal, que ocurre aproximadamente en un tercio de los deportistas durante la competencia. La causa de este dolor no está completamente explicada, pero se cree que se debe a la reducción del flujo sanguíneo a nivel digestivo. Recordemos que durante el ejercicio intenso, nuestro cuerpo redistrubuye la mayor parte de la sangre hacia los músculos, “descuidando” sitios de nuestro organismo que no deberían estar trabajando mientras nos ejercitamos, como son el estómago y el intestino. Esta menor cantidad de sangre generaría dolor, disminución del tránsito intestinal y distensión abdominal. Por esta misma razón se generan las náuseas y vómitos que aparecen cuando nos sobreexigimos, especialmente si realizamos actividad física intensa luego de haber comido recientemente. Sin embargo, este no sería el único mecanismo del dolor abdominal. El repetido movimiento de las asas intestinales generaría que el intestino liberara algunas sustancias químicas, como el péptido intestinal vasoactivo (VIP) y prostaglandinas, que provocaría aumento en la contracción del colon, generando dolor y diarrea. Esto explicaría por qué el mayor número de síntomas abdominales se produciría durante el trote, y no tanto en la natación y en el ciclismo, ya que en estos últimos existe menos impacto en los órganos abdominales.

 

El reflujo gastroesofágico es la sensación de ardor o acidez al momento de ejercitarnos. Se estima que ocurre en el 20% de los triatletas. Se produce por la relajación del esfínter que existe en la unión del esófago con el estómago, que empeora si aumentamos la presión dentro del abdomen. Evitar comer después de 3 horas antes del entrenamiento o competencia, y utilizar medicamentos como el omeprazol pueden aliviar este molesto síntoma.

 

Otro problema que presentan los triatletas es el sangrado digestivo, que puede ir desde cuadros leves hasta hemorragias digestivas severas. Este sangrado ocurre por la suma de varios factores: el menor flujo sanguíneo hacia el estómago (explicado previamente) sería el principal responsable, lo que empeora si el deportista está utilizando algunos medicamentos como los anti inflamatorios. También influiría el realizar ejercicio en ayunas, la deshidratación y el aumento de temperatura intraabdominal (core), que por momentos puede aumentar por sobre los 40ºC de temperatura dependiendo de la exigencia y del ambiente. Se ha comprobado que durante el ejercicio intenso puede producirse daño en la unión entre las células epiteliales del tracto digestivo, lo que puede producir no sólo sangrado digestivo sino también paso de bacterias presentes en el interior del intestino hacia la sangre. En casos leves puede manifestarse solamente como anemia, producto de la pérdida crónica de sangre que puede pasar inadvertida. En casos más severos puede teñir tenuemente las deposiciones hasta ver sangre fresca en ellas o tener deposiciones negras, producto de la digestión de la sangre en el intestino. Es importante que en caso de sospechar un sangrado digestivo se debe consultar a la brevedad con su médico deportólogo de cabecera.

 

Como vemos al practicar un deporte de alta intensidad como la triatlón pueden ocurrir algunos problemas digestivos que pueden disminuir nuestro rendimiento o provocar nuestro retiro de la competencia. Si bien los problemas graves son extremadamente infrecuentes es necesario tomar las medidas para prevenirlas. Es importante tener siempre a un médico deportivo de cabecera para resolver nuestras dudas y que nos pueda asesorar para prevenir estos y otros problemas.

 

 

 

¡Cuidado con el uso de antiinflamatorios!

Los analgésicos antiinflamatorios (como el ibuprofeno, ketoprofeno, naproxeno o meloxicam entre otros) son utilizados aproximadamente por el 40% de los deportistas para prevenir los dolores musculares durante y después de la competencia. Los antiinflamatorios, en especial cuando son utilizados por muchos días, debilita la capa protectora que fabrica nuestro organismo para protegernos del ácido gástrico, aumentando el riesgo de úlceras, gastritis y sangrado digestivo. Este riesgo aumenta si además se asocian a otros medicamentos como los corticoides. Por esta razón es importante siempre consultar a su médico antes de utilizar cualquier medicamento, y utilizarlo por el menor tiempo posible.

 

 

¿Por qué se producen los síntomas digestivos?

Al realizar una actividad física intensa como es la triatlón, nuestro organismo distribuye la sangre hacia los tejidos que están realizando el trabajo más intenso, como son los músculos, por lo que la sangre hacia el sistema digestivo puede disminuír hasta en un 75%, lo que genera dolor, náuseas e incluso sangrado digestivo.

 

 

¿Estos problemas sólo se producen en la triatlón? ¿Puede ocurrir en el running?

Estos problemas digestivos pueden producirse también en otros deportes, como por ejemplo en el running. En la pasada Maratón de Santiago uno de los problemas más frecuentes que requirieron atención médica fueron los dolores abdominales y los vómitos al finalizar la carrera. El correr, en especial sobre superficies duras, aumenta el trauma sobre los órganos abdominales, empeorando los síntomas. Mientras más prolongado e intenso sea la competencia aumenta el riesgo de presentar estos problemas gastrointestinales.

 

 

¿Cómo prevenir los problemas digestivos antes de la competencia?

1: Evitar comer después de 3 horas antes de iniciar la competencia

2: Evitar el consumo de grasas, proteínas y fibra en la última comida

3: Evitar la deshidratación, ingiriendo pequeñas cantidades de agua durante toda la carrera.

4: Evitar el uso de antiinflamatorios sin indicación médica. En caso de dolor privilegiar el uso de paracetamol.

5: Mantener chequeos y controles regulares con su médico del deporte de cabecera.

 

Please reload

© 2019 - Luis Vergara Gutiérrez - Todos los Derechos Reservados - www.drluisvergara.com