Intervención Nutricional en Lesiones: Entrevista para diario Las Últimas Noticias (Chile)

31.07.2019

1/10
Please reload

Un internista en la
Medicina Deportiva...
Sígueme
Tags
Sitios Asociados

Para muchos resulta extraño que un internista se dedique a la Medicina del Deporte, sin embargo, tienen muchas cosas en común....

join us

 for the 

PARTY

Recipe Exchange @ 9pm!

Triatlón en ambientes extremos

 

 

 

En un artículo pasado revisamos los principales problemas gastrointestinales que nos pueden ocurrir durante la triatlón. Continuando con los problemas médicos no relacionados con la traumatología, revisaremos los principales problemas que ocurren en ambientes extremos.

Competir en una triatlón en Hawai es muy distinto a realizarlo en Sudáfrica o en Pucón. Cada recorrido tiene características ambientales propias, variando tanto la temperatura ambiental, la altitud o la temperatura del agua durante la natación. Es por ello que nuestro cuerpo debe adaptarse rápidamente a estos cambios ambientales, y si no lo hace adecuadamente nos puede provocar importantes problemas de salud, bajando nuestro rendimiento o incluso generar el abandono de la competencia.

 

Ambientes muy calurosos

Durante el ejercicio, el cuerpo produce mayor cantidad calor, principalmente por la actividad muscular y el aumento del metabolismo. Dependiendo del ambiente en que nos encontremos, la temperatura de nuestro cuerpo puede aumentar varios grados por sobre lo normal. Cuando supera los 41ºC el organismo sufre graves complicaciones, ocasionando la muerte si ésta sobrepasa los 45ºC.

Cuando nos encontramos en reposo, y la temperatura ambiental es menor a la de nuestro cuerpo, la mayoría del calor es perdido por convección e irradiación a través de nuestra piel. Sin embargo, cuando el ambiente se encuentra a mayor temperatura, el principal mecanismo para eliminar el calor pasa a ser la transpiración. Es por esta razón que para poder eliminar eficientemente el calor necesitamos estar lo suficientemente hidratados para poder generar sudor. Si no somos capaces de fabricar sudor no lograremos enfriar a nuestro cuerpo, por lo que empezaremos a sentir síntomas tales como agotamiento, mareos, náuseas y calambres musculares. En casos más severos, puede ocurrir alteraciones de conciencia (confusión mental, desorientación), desmayos y hasta incluso convulsiones. Esto se debe a los efectos de la temperatura en el sistema nervioso central. Cuando ocurren estos síntomas graves estamos frente a un golpe de calor, que si no es atendido oportunamente por el equipo médico puede desencadenar en la muerte del deportista.

Se sabe que existe una predisposición individual para generar problemas relacionados con el calor. Mientras más porcentaje de grasa y menor capacidad física tenga el deportista, mayor es el riesgo de presentar un golpe de calor.  Otros factores que influyen son el sobre entrenamiento, el uso de algunos medicamentos (antihistamínicos, diuréticos, cafeína entre otros) y tener fiebre durante la competencia entre otros .

 

 

Problemas en ambientes fríos

La triatlón es uno de los deportes que más problemas con el frío puede ocasionar. Durante la natación, el cuerpo pierde calor mediante conducción. La conductividad del agua es 23 veces mayor que la del aire, por lo que es frecuente rescatar triatletas desde el agua con síntomas de hipotermia. Por otra parte, durante el ciclismo el cuerpo pierde mucho calor mediante convección debido al paso del aire por nuestra piel.

Nuestro cuerpo cuando se encuentra en un ambiente frío contrae los capilares que se encuentran más superficiales a la piel, para de esta manera disminuír la pérdida de calor por la piel. Esta vasocontricción genera que exista mayor volumen de sangre en las arterias más profundas, lo que genera que el riñón elimine líquidos y produzca las ganas de ir a orinar que nos ocurre en un ambiente frío. Por otra parte con el frío nuestro cuerpo aumenta la frecuencia respiratoria (hiperventilación) perdiendo calor y humedad. Considerando la pérdida de agua por la orina y la respiración puede favorecer la deshidratación, afectando directamente el rendimiento.

El frío puede generar otros problemas. A nivel cardiaco puede aumentar el riesgo de producir arritmias cardiacas, además de disminuír la eficiencia de cada latido cardiaco. A nivel respiratorio puede contraer los bronquios en personas predispuestas, generando la hiperreactividad inducida por ejercicio (mal llamada “asma por ejercicio”). Los músculos frente al frío producen los típicos “calofríos”, lo que gastan los depósitos de glicógeno del músculo favoreciendo la fatiga muscular y disminuyendo la precisión de nuestros movimientos. A nivel del sistema nervioso puede generar disminución de la coordinación, enlentecimiento de nuestros movimientos e incluso generar somnolencia y desmayos. En la piel de manos y pies pueden producirse lesiones por congelamiento (“frostbite” en inglés) por lo que tener una vestimenta adecuada es de vital importancia.

 

Enfermedad de Altura

Cada vez es más común que existan circuitos con una altitud sobre el nivel del mar por sobre lo que estamos acostumbrados a vivir. Por otra parte, existen muchos deportistas que entrenan a mayor altitud para mejorar su rendimiento. Las alteraciones que se producen en el organismo por efecto de la altitud es llamada “Enfermedad por Altura”.  A medida que aumentamos de altitud, la presión atmosférica disminuye, por lo que la presión parcial de oxígeno es menor. Nuestro cuerpo responde aumentando el número y la profundidad de nuestras respiraciones, además de cambios en el contenido de bicarbonato por parte del riñón y aumento de la presión en los vasos sanguíneos del pulmón entre otros. Estas adaptaciones si son muy bruscas puede generar síntomas leves como mareos, dolor de cabeza o insimnio (el llamado “apunamiento”) hasta enfermedades muy graves como es el edema pulmonar por altura. Lo más importante para evitar estos problemas es ascender de manera paulatina, idealmente no más de 500 metros por día si estamos por sobre los 3000 metros sobre el nivel del mar. Si planeas competir o entrenar en altura lo recomendable es que te asesores por un médico deportólogo con experiencia en enfermedad por altura para que te entregue algunas recomendaciones para evitar problemas.

 

 

 

Recomendaciones para evitar problemas en ambientes extremos

  • Antes de entrenar o competir en un circuito nuevo, infórmate respecto a la temperatura ambiental a la hora de la competencia, la altitud y las condiciones de la ruta.

  • En caso que el circuito se desarrolle en un ambiente muy distinto al que estas acostumbrado, lo más importante es que viajes con anticipación para que tu cuerpo se aclimate al ambiente. No existe consenso cuanto tiempo es lo ideal, pero se acepta que lo ideal sea entre 10 a 14 días de adaptación.

  • Entrena paulatinamente en similares condiciones ambientales que el circuito real, idealmente a la misma hora de la competencia y en la misma ruta.

  • Asegura una correcta alimentación e hidratación antes, durante y después de la carrera.

  • Antes de la carrera, en la charla técnica, acércate al equipo médico que cubrirá el evento y que conoce los potenciales peligros ambientales y del circuito.

  • No olvides consultar con tu médico deportivo de cabecera para que te entregue recomendaciones individualizadas. Una buena evaluación médica preparticipativa evitará que se desencadenen problemas graves de salud en un ambiente extremo.

 

Calor extremo y el running

Los golpes de calor no sólo ocurren en la triatlón, sino que en cualquier deporte que se desarrolle a altas temperaturas. En la Maratón de Santiago, cada año en promedio se producen en promedio entre 10 y 12 golpes de calor, especialmente en días de alta temperatura como fue la versión del año 2012, en que la competencia se desarrolló con 30ºC de temperatura. En esa oportunidad llegaron a la carpa médica deportistas con 44ºC de temperatura corporal, que fueron atendidos oportunamente por el equipo médico a cargo de la competencia. El factor común de estos deportistas fue saltarse por puntos de hidratación para obtener un mejor tiempo.

 

 

¿Qué es el WBGT?

Si en el ambiente hay una temperatura de 28ºC, no es lo mismo la sensación si estamos en pavimento que en pasto, o si hay alta o baja humedad, o si hay o no viento. El WBGT (por las siglas  en inglés “wet bulb globe temperature”) es un valor que mide el estrés térmico que estará expuesto el deportista, que involucra no sólo la temperatura ambiental, sino también la radiación solar, el viento y la humedad. Mientras más alto sea el valor, más riesgo de problemas asociados al calor pueden existir. Con valores sobre 28-30ºC de WBGT puede incluso suspenderse el evento deportivo. Ante un evento deportivo infórmate con el equipo médico el WBGT esperado para la hora de la competencia.

Please reload

© 2019 - Luis Vergara Gutiérrez - Todos los Derechos Reservados - www.drluisvergara.com