© 2019 - Luis Vergara Gutiérrez - Todos los Derechos Reservados - www.drluisvergara.com

Intervención Nutricional en Lesiones: Entrevista para diario Las Últimas Noticias (Chile)

31.07.2019

1/10
Please reload

Un internista en la
Medicina Deportiva...
Sígueme
Tags
Sitios Asociados

Para muchos resulta extraño que un internista se dedique a la Medicina del Deporte, sin embargo, tienen muchas cosas en común....

join us

 for the 

PARTY

Recipe Exchange @ 9pm!

Uso de podómetros y "Activity Trackers": ¿Son realmente efectivos?

08.08.2015

Durante los últimos años en el mercado han aparecido diversos dispositivos que miden la actividad físca que realizamos durante un día habitual. Los más simples, los llamados "podómetros", simplemente son un "cuenta pasos", mostrando en la pantalla los pasos que realizamos durante un día, la distancia total recorrida (habitualmente en kilómetros) y las calorías quemadas en esa distancia recorrida. Existen otros dispositivos mucho más tecnológicos, llamados genéricamente "activity tracker", que no sólo miden los pasos realizados, sino también una aproximación de la intensidad de esos pasos (si fue caminando o corriendo), los pisos de escaleras subidos durante un día e incluso algunos modelos entregan sugerencias de qué hacer para completar un mínimo de actividad recomendado. 

 

 

 

 

 

Hace unos días me llamó una periodista del diario "El Mercurio" para saber mi opinión respecto a este tema. Para ver el artículo puedes ingresar desde acá.

 

Los podómetros no es más que una herramienta más para incentivar a mis pacientes para que aumenten su actividad física. Ya no existen dudas que mientras más activo sea nuestro día, mejor calidad de vida tendremos, tenemos menos riesgos de diabetes, hipertensión arterial, obesidad y enfermedad coronaria entre otras enfermedades. Más aún, si mantenemos un buen nivel de actividad física, menor mortalidad tenemos. En la medicina practicamente no existen fármacos que disminuya tanto la probabilidad de morir como lo tiene la actividad física.

 

Muchos pacientes cuando llegan a mi consulta me dicen: "Doctor, no tengo tiempo para hacer ejercicio. Pero no creo que sea necesario, porque en mi trabajo camino mucho...". Muchos de nosotros tenemos la idea que en un día "común y corriente" caminamos mucho, pero en realidad no es tan así. Hace algunos años me compré un reloj que mide los pasos realizados, los minutos que permanezco sentado, parado o caminando rápido. Incluso puede usarse cuando uno practica ejercicio (por ejemplo cuando salgo a trotar o cuando voy al gimnasio) para evaluar cuanto realmente era mi actividad diaria. Cuando veo al final del día mis resultados, muchas veces me llevo grandes sorpresas. Por ejemplo, ayer me levanté a las 6 de la mañana y me acosté tarde (como buen día viernes), además mi trabajo requiere recorrer el hospital durante todo el día en búsqueda de mis pacientes repartidos en los distintos pisos del edificio. Pese a toda esta "actividad", solamente realicé 8935 pasos durante todo el día, que equivale al 40% de la actividad díaria recomendada para mi edad, lo cual es muy poco. Conociendo este bajo nivel de actividad podría haber subido mas escaleras en vez de subir en ascensor en el hospital (por ejemplo), o haber salido a trotar al llegar a mi casa, para cumplir con lo mínimo que debo cumplir.

 

La cantidad de pasos diarios recomendados depende de la edad, sexo y enfermedades de cada persona, pero en general se recomiendan completar al menos entre 10.000 y 15.000 pasos diarios.

 

Existen cada vez más estudios que han evaluado el impacto de estos dispositivos en pacientes sanos, con diabetes o hipertensos, con resultados no concluyentes. Ya el año 2007 se publicó en el JAMA un artículo que concluyó que los podómetros ayudaban significativamente a aumentar la actividad física y bajar el índice de masa corporal y la presión arterial (1). Utilizando el buscador de revisiones sistemáticas Epistemonikos, existe un estudio que muestra que los podómetros permitieron aumentar el nivel de actividad física en pacientes diabéticos a corto plazo, pero que se necesitan más estudios para evaluar la adherencia a largo plazo (2). Por otra parte, una revisión sistemática de la Cochrane muestra que la evidencia es de baja calidad y que se necesitan más trabajos, y de mejor calidad metodológica, para hacer una recomendación general (3)

 

Más allá de lo que diga la evidencia, en mi opinión todos estos dispositivos no son más que una herramienta más para mostrarle de manera objetiva como es la actividad de un paciente, ponerle metas alcanzables y para evaluar la adherencia a nuestras indicaciones. Como todo en la vida no asegura resultados, lo más importante es que el paciente se motive y entienda que el aumentar la actividad física va más allá de bajar de peso. Lo más importante es que mientras más activos estemos, mejor nos sentiremos. El resto (menos hipertensión arterial, diabetes, obesidad, etc) vendrá sólo.

 

(1) Using pedometers to increase physical activity and improve health: a systematic review. JAMA. 2007 Nov 21;298(19):2296-304.

(2) Pedometer-based walking interventions for free-living adults with type 2 diabetes: a systematic review. Current diabetes reviews. 2013;9(6):462-71.

(3) Workplace pedometer interventions for increasing physical activity. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2013;4(4).

(3) Physicians promoting physical activity using pedometers and community partnerships: a real world trial. Br J Sports Med 2012;46:4 284-290.

(4) Pedometer counts superior to physical activity scale for identifying health markers in older adults. Br J Sports Med 2010;44:10 756-761

 

Please reload